Juguetes de Imitación

128 productos disponibles

Los juguetes de imitación para niños les ayudan en su desarrollo social y emocional, ya que pueden interactuar con objetos de la vida diaria y cotidiana.

Pueden desarrollar sus capacidades sociales, al ser juguetes educativos que pueden ser jugados en grupo, por lo tanto se pueden compartir y aprender entre todos.

Los juegos de imitación son infinitos y variadísimos, algunas de sus vertientes son:

Muñecos y muñecas, bebés, abuelos y personajillos varios

Los niños juegan a imitar como es nuestra vida real, lo que hacemos según nuestra edad, nuestros hábitos, nuestras costumbres, forman parte del desarrollo social de niños y niñas y todos hemos pasado horas y horas jugando a las familias (cada vez más diversas, eso sí).

Juguetes de animales, de granja, salvajes, domésticos, exóticos o diferentes

La relación de la infancia con el mundo animal es clave para su comprensión de la naturaleza, de los seres vivos y de las especies, para comprender su importancia y el respeto que hay que tenerle a la madre tierra, este tipo de juguetes de imitación les ayudará a respetarlos desde niños.

Imitación de los oficios: carpintero, dentista, enfermeros o médicas, maestros y bomberas

Con varios elementos de estas profesiones en su vida cotidiana se genera un mundo de fantasía, cuidado al otro y trabajo en equipo, empezando a identificar cuáles son las preferencias, qué más les motiva y les hace felices.

El maravilloso mundo de la cocina: Sartenes, cacharritos, fogones y fregaderos

Los juguetes de imitación de cocina hacen las delicias de los peques. Abrir y cerrar una puerta con sus manitas, ordenar, cortar, cocer y fregar. En Mahatma Play tenemos más de 10 tipos de cocinas de diferentes tamaños, estilos y colores, igual ocurre con el contenido de frutas, huevos, pescado o carne, así como los cubiertos y menaje del hogar.

Y por supuesto los productos de imitación de electrodomésticos, desde tostadoras, neveras, máquinas de café a frigoríficos completan el variado mundo culinario de la imitación.

La música: sonrisas y lágrimas

Desde los primeros ritmos escuchando el corazón y la respiración materna hasta convertirse en verdaderos profesionales del sonido. La música y los instrumentos nos acompañan como sociedad desde hace milenios. La música es un medio para darnos paz, activarnos, hacernos reír y por supuesto para bailar.

En las edades tempranas, la percusión y agitación de objetos interactúa con los bebés, descubriendo la relación entre el movimiento y el sonido.

A partir de un año son capaces de reproducir fragmentos de canciones y comienzan a entonar intervalos cortos. Es el momento de introducir instrumentos de viento y percusión avanzada (panderetas, castañuelas…)

Con los tres años se desarrolla la memoria aprendiendo rápidamente las melodías y la interpretación teatral, también empiezan a desarrollar la psicomotricidad fina, momento para introducir instrumentos de cuerda (guitarras) o el piano.

A partir de los 6 años empiezan a elegir sus canciones favoritas y sus instrumentos preferidos, momento para introducirlos si se desea en un aprendizaje más didáctico y ordenado.

Pero lo importante es disfrutar del sonido, percusión o instrumentos, de las canciones y de cantar juntos, ¡eso es lo que realmente valoran los peques! 

Los vehículos: quien no avanza retrocede

El mundo de los vehículos resulta fascinante para niños y niñas. El descubrimiento de la rueda y la velocidad que imprime a los objetos no deja de impresionarlos. Simplemente es la transformación de un juguete estático a uno dinámico, con todo lo que esto conlleva (atención visual, sonido, reflejos, movimiento la criatura…).

Bicis, motos, cohetes, coches, camiones, globos, trenes o aviones. Todo lo que conlleve un movimiento más allá de la velocidad del ser humano o que pueda cargar peso extra permite ampliar nuestro radio de acción y los prepara para ir descubriendo los avances de la humanidad.

Los trenes o como crear una red de ferrocarril sin salir de casa

Especialmente los trenes han creado un mundo de entretenimiento, construcción y desarrollo independiente. Hape ha creado una colección completa de 2 a 8 años, cuyas principales piezas son de madera y que se componen de cuatro elementos principales:

Las locomotoras

Las hay manuales y mecánicas (baterías o pilas), con conductor y por supuesto a las que se le puede añadir multitud de vagones de todo tipo

Los raíles

Un sistema de elementos de madera de alta resistencia con las hendiduras para las ruedas de los vehículos que por ellos transitan. Su configuración permite multitud de tipos de ensamblaje y permite que el juego pueda crecer en el tiempo con la incorporación de nuevas piezas.

Accidentes geográficos

Puentes, túneles, rampas ascendentes y descendentes provocan divertidas situaciones en los recorridos, y potencian su imaginación con la creación de circuitos casi imposibles

Accesorios exteriores

Desde la señalética hasta una estación de tren, de bomberos, un parking o una ciudad, las posibilidades son múltiples y casi infinitas, lo que le convierte en un juego de largo recorrido y durabilidad en el tiempo.

Estos juguetes de imitación son un clásico del mundo infantil. El secreto es el cambio de escala respecto a la vida real y por supuesto el material con el que se crean.

Todos los juguetes de imitación para niños están homologados y cumplen todos los requisitos de seguridad y calidad cumpliendo con los estándares del mercado.

Ordenar keyboard_arrow_down
  • Los más vendidos
  • Relevancia
  • Nombre, A a Z
  • Nombre, Z a A
  • Precio: de más bajo a más alto
  • Precio, de más alto a más bajo
expand_less